Asociacion Argentina de Psiquiatras

Comunicado AAP 08/02/2021

Buenos Aires, 8 de febrero de 2021

 

Como integrantes del Capítulo de Psiquiatría Infanto Juvenil de la AAP sostenemos que el espacio escolar es fundamental e imprescindible para la la Salud Mental de los Niños, Niñas y Adolescentes.

La experiencia escolar del ciclo 2020 ha demostrado que existen profundas desigualdades que se reflejan en el acceso a la Educación y a la Comunicación tecnológica (pieza clave en la posibilidad virtual ofrecida por la institución escolar a partir del ASPO por la Pandemia).

En la Argentina el 40 % de los niños y niñas y adolescentes está bajo el nivel de pobreza. Ya antes de la Pandemia estos niños tenían 18 meses de atraso en su educación con respecto a la clase media y alta, por lo tanto, la desigualdad se ha acentuado profundamente en esta franja más desfavorecida por su falta de accesibilidad tecnológica.

Entendemos que la particularidad de esta enfermedad transmitida por el Covid 19 solo se previene con la higiene de manos, el uso de mascarilla, la distancia interpersonal y cuando sea posible, la vacuna, con lo cual la escolaridad presencial debería ser bajo cuidado y supervisión médica y con estrategias claras de abordaje.

Las Psiquiatras Dra. Sonia Miguez¹ y Dra. Julieta Dina Olivieri² (integrantes de nuestro Capítulo), analizan en un Estudio³ el impacto en la Salud Mental en niños y adolescentes a partir de la ausencia en el espacio escolar. Las autoras señalan  que llegaron  a la  consulta un aumento de casos de niños y jóvenes con síntomas graves, especialmente donde ya existía una vulnerabilidad previa personal y familiar, coincidiendo con lo descripto en el resto de América Latina y del mundo. Como ejemplo citamos:

► Población Infanto-juvenil con antecedentes de abuso sexual que recomenzaron con síntomas que ya habían cedido o presentaron agravación de los ya existentes.

► Agravamiento de trastornos psicóticos y trastornos del humor (depresiones, bipolaridad).

► Agudizaciones sintomáticas manifestadas a través del comportamiento (retraimiento, irritabilidad, inquietud motora, ansiedad, insomnio, regresiones, trastornos obsesivo-compulsivos, crisis de angustia).

► Autolesiones e intentos de suicidio en niños y especialmente jóvenes que se encontraron desesperanzados, desorientados y desmotivados donde sus referentes, es decir sus padres, también se encontraban desorientados adaptándose a esta nueva realidad.

En algunas localidades de nuestro país se nos informa ya el aumento de suicidios consumados en niños y adolescentes.

Actualmente, en una revisión de 86 estudios realizados durante la actual cuarentena en 5 diversos países , se concluye que existe riesgo aumentado de TEPT, depresión y ansiedad en jóvenes, especialmente en aquellos que utilizan estrategias de afrontamiento evitativas. El riesgo aumenta, además, cuando hay pobre calidad del sueño, inestabilidad económica, escasa actividad física, exceso de tiempo en pantallas, alimentación inapropiada, hacinamiento. Es importante destacar que las mujeres son más vulnerables, duplicando en cantidad de casos a los varones.

Se informa que la duración del aislamiento es directamente proporcional al aumento del hallazgo de trastornos del sueño, irritabilidad, accesos de ira. Los niños pequeños son los que presentan mayor vulnerabilidad a presentar estos síntomas junto a problemas de conducta como regresiones, retraimiento, inquietud.

Esta revisión concluye entonces que en cuanto la situación epidemiológica lo permita, la escuela debe abrirse con las medidas que sean necesarias.

Queremos destacar la decisión que ha tomado el Gobierno Nacional de dar comienzo a alguna forma de presencialidad en las escuelas de una gran cantidad de distritos de nuestro país. Esperamos que esta forma de trabajo vincular pueda extenderse y persistir en todo el territorio nacional si las condiciones epidemiológicas lo permiten, ya que deseamos que no se repita la escena vivida por los niños y adolescentes el 15 de marzo de 2020, en la cual se despidieron de sus docentes reencontrándose sólo en la virtualidad y en algunos casos no reencontrándose nunca más. Dicha situación tuvo sus consecuencias, sobre todo en los más pequeños y en muchos jóvenes vulnerables.

De todas maneras, deseamos enfatizar que no consideramos que la presencialidad a cualquier costo es la solución ante lo que se perdió. Intentar taponar esa pérdida con más tareas y actividades iguales a las del pasado, hará que la angustia y la inhibición se acreciente. Para muchos docentes, fue el vacío que nos atravesó la señal de que un cambio era necesario, se pusieron a escuchar lo singular y a inventar, para sostener el deseo de aprender de sus alumnos.

En este tiempo de incertidumbre, sugerimos entonces, que se implementen los medios necesarios para que los niños y adolescentes puedan iniciar el ciclo 2021 integrados de la mejor manera posible a la escuela, acompañados en el proceso de aceptar la incertidumbre, aceptar lo que no volverá y a la vez generando en ellos la señal de nuevas metas, creativas y sostenedoras emocionalmente, promoviendo sentimientos de esperanza.

En caso de que ese comienzo pueda ser presencial, debe darse conjuntamente con los cuidados que requiere la “nueva normalidad” planteada, focalizando los esfuerzos en los grupos socioeconómicamente más vulnerables. Es decir, no pueden existir escuelas que no cuenten con agua potable, con baños limpios, con infraestructura adecuada. Habrá que designar el presupuesto necesario en función de estas necesidades imperiosas.

Nos ponemos a disposición de las autoridades para pensar, junto con otras asociaciones científicas y educativas, los diferentes escenarios adversos posibles a futuro e intentar planificar en conjunto, considerando equilibradamente los riesgos epidemiológicos y las consecuencias nocivas en la Salud Mental Infanto-Juvenil. Es el desafío para el 2021”.

   

¹ Médica Pediatra-Psiquiatra Infanto Juvenil. Centro de Salud Mental Nº1. GCBA

² Médica Psiquiatra Infanto Juvenil. Departamento de Urgencia del Hospital de Niños “Dr. Ricardo Gutiérrez”

³ “Psiquiatras Infanto-Juveniles en Pandemia. La Escuela y La Salud Mental”. Noviembre 2020

 

Dra. Marta Cohen,  Comité Científico Cap. I.J AAP  

Lic. Irene Scherz, Vocal Cap I.J AAP

Dr. Roberto Yunes, Presidente Honorario Cap I.J AAP

Dra. Marcia Braier, Presidenta del Capítulo I.J AAP                                    

Dr. Ricardo Corral, Presidente AAP
             

Contenidos relacionados

Comunicado 15/04/21

Leer mas...

Comunicado 11/03/2021

La AAP en defensa de los pacientes y sus psiquiatras

Leer mas...

30 de marzo: Día Mundial del Trastorno Bipolar

Los invitamos a participar de la actividad intercapitular

Leer mas...

¡Las palabras importan!

Cómo comunicar temas de Salud Mental

Leer mas...

Comunicado Día del Médico

3 de diciembre de 2020

Leer mas...