Av. Pres. Julio Argentino Roca 546-Piso 6-CABA (011) 4331 5009congresos@aap.org.ar

En la Argentina no hay manicomios

En la Argentina no hay manicomios hace décadas

Buenos Aires, 17 de junio de 2021

En la Argentina no hay manicomios hace décadas

En el año 2010 se sancionó en nuestro país la Ley Nacional de Salud Mental 26.657. Como es bien sabido esta ley surgió de una usina de pensamiento teórico, alejada de la realidad cotidiana del padecimiento de las personas afectadas por trastornos mentales. Las dos asociaciones que nuclean a los trabajadores de la Salud Mental decanas del país (AAP y APSA) solicitaron en reiteradas oportunidades ser partícipes de la redacción del proyecto para hacer un aporte basado en la experiencia y el conocimiento de las tendencias más actuales en el campo de la Salud Mental a nivel internacional. Lamentablemente una actitud incomprensible privó a la legislación de la opinión de los expertos. Esto se reflejó en la letra de la norma cuyo empeño en atacar a la psiquiatría y los hospitales especializados sólo es superado por la estigmatizante invisibilización y banalización de los verdaderos alcances del sufrimiento psíquico, mediante el negacionismo de los trastornos mentales. La falta de conocimientos de quienes redactaron la norma se pone en evidencia con el imperdonable olvido de incluir los programas de intervenciones precoces, lo que hubiera significado una verdadera modernización y puesta a tono con lo que marca la tendencia a nivel internacional.

Esta Asociación considera que aún con una norma defectuosa, se pueden dar pasos que impliquen un verdadero cambio y modernización en nuestra salud mental. Hemos escuchado con asombro y preocupación, declaraciones en donde se sigue hablando de desmanicomialización. En nuestro país hace muchos años que no existen manicomios. Lo que existe es una red de Hospitales Especializados con equipos interdisciplinarios de enorme valor por su experiencia y dedicación, que representan la alta complejidad de la Salud Mental. Se ha explicado en reiteradas oportunidades las razones por las cuales los servicios de Salud Mental de los Hospitales Generales sólo pueden cumplir una función subsidiaria en la red asistencial de Salud Mental, no estando preparados para cumplir un rol pleno. La ley 26.657 propone que los hospitales monovalentes deben adecuarse, lo que se convierte en una ventana de oportunidad para equipar y modernizar los hospitales especializados y convertirlos en centros asistenciales polivalentes de alta complejidad. De esta forma podrán cumplir el aún necesario rol de abrigar las internaciones de pacientes agudos y subagudos que, insistimos, no encuentran en las salas de Salud Mental de los Hospitales Generales su entorno más adecuado. Por otro lado, podrán brindar diagnóstico y tratamiento ambulatorio para una serie de condiciones que se benefician del trabajo de los ya existentes equipos interdisciplinarios conformados por trabajadores sociales, terapistas ocupacionales, arte-terapeutas, enfermeros, kinesiólogos, médicos y psicólogos. Además se genera un entorno adecuado para que las diversas escuelas de la Salud Mental y la Psiquiatría puedan establecer un intercambio fecundo con las Neurociencias y las Ciencias Sociales. Esta modernización en red nos permitiría dotar a nuestro país de un sistema de Salud Mental acorde a los tiempos vigentes y los avances de la ciencia que le permitirán ayudar a satisfacer las necesidades básicas de la sociedad.

Dr. Marcelo Cetkovich, Vicepresidente

Dr. Ricardo Corral, Presidente